En la reunión celebrada el día 10 de enero, tanto la propuesta sobre el desplazamiento de los trabajadores como la de los tiempos de conducción y descanso fueron  rechazadas por los eurodiputados que conforman la Comisión de Transportes (TRAN). La primera  por 26 votos contra 21 y la segunda por 28 votos contra 17. Solamente la propuesta referida al cabotaje fue adoptada por 27 votos a favor. El nuevo sistema de  cabotaje propuesto por la TRAN establece un  período máximo de 3 días frente a los 7 actuales, tras los cuales el vehículo no podrá realizar nuevas operaciones de cabotaje durante un período de al menos 60 horas.

Llegados a este punto, se barajan ahora varias hipótesis respecto al tratamiento futuro de estas propuestas: cabría la suspensión de las tres propuestas, o volver a presentar los tres textos en la sesión plenaria del Parlamento Europeo o presentar solamente la propuesta de cabotaje para su adopción final, lo cual supondría aislar al cabotaje del resto del Paquete de movilidad.

La respuesta a esta incertidumbre debería despejarse en la próxima reunión de coordinadores que la TRAN tiene previsto celebrar próximamente.